8 semanas de embarazo: ya puedes escuchar su corazón

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
8 semanas de embarazo

El embarazo es una experiencia única para cada mujer, e incluso para cada hijo que se concibe. Es por eso que la información que se pueda recoger será muy oportuna para tu salud y la de tu bebé. Veamos los consejos y recomendaciones para afrontar tu semana 8 de embarazo de la mejor manera.

Si estás en la semana 8 de embarazo, ya el embrión se encuentra muy consolidado respecto a su etapa inicial. Es por eso que los cuidados y la supervisión serán de vital importancia para traer al mundo un bebé sano. Si quieres conocer cada detalle de  tu semana 8 de embarazo, quédate con nosotros y descubre como evoluciona tu embarazo semana a semana.


Cambios en el bebé a las 8 semanas de embarazo

Veamos cómo se desarrolla tu bebé y qué características son notorias en la octava semana de embarazo y finalizando el segundo mes de gestación.

En primer lugar deberás saber que tu bebé tendrá una demanda de nutrientes más alta en relación a su peso. Sin embargo, para garantizar el flujo efectivo de estos nutrientes, la placenta se activa como fuente alimenticia.

El líquido amniótico, que hasta ahora desempeñaba un papel preponderante en la nutrición, le cede el paso a la placenta. La demanda de nutrientes y de hierro ahora crece a un ritmo de 1 mg al día. De ahí que la nutrición de la madre requiera mayores concentraciones de este mineral durante esta octava semana.

Tamaño

Además de la demanda alimenticia, el tamaño también experimenta un crecimiento acelerado. Al principio de la semana 8, el bebé puede medir 1,4 centímetros de longitud. Pero al final de esta semana puede incluso superar los 2 centímetros.

Cada día su rostro y tamaño proporcional de la cabeza se adapta a una condición más natural. Algunas articulaciones empiezan a hacerse más funcionales, lo que incrementa su movilidad.

Actividad

La actividad el bebé sigue en aumento, pues su corazón bombea más sangre y nutrientes a todo el organismo. Su movimiento es casi constante, y está mejor sincronizado gracias al aumento de impulsos nerviosos.

El desarrollo y fortalecimiento de la placenta también permiten que el bebé se mueva con más libertad y seguridad. La actividad del bebé también estará relacionada con la actividad o alimentación de la madre.

Existen algunos alimentos o situaciones que pueden alterar el estado natural de la madre. Esto también repercutirá en la hiperactividad del feto.

Desarrollo y formación

Todos los órganos continúan su desarrollo e incremento de su funcionalidad. Entre los sistemas corporales que se fortalecen en esta semana se encuentran:

  • El corazón: Sus latidos son muy rápidos en comparación con los de un niño recién nacido. Las válvulas de bombeo de sangre se diferencian en pulmonar y aórtica.
  • El hígado: Ya es capaz de producir y administrar nutrientes esenciales para todo el organismo.
  • Los pulmones: Se forman lo bronquiolos y du desarrollo se va completando, a pesar de que no funcionarán hasta el nacimiento.
  • El esqueleto: Se forma el coxis, y la columna vertebral se ajusta cada vez más hacia su función de estabilidad corporal.
  • Su rostro: Se notan rasgos faciales mejor definidos, como los párpados, nariz, y se desarrolla la retina en los ojos.

Cambio en la madre en la semana 8 de embarazo

En la semana 8 se hacen notorios algunos cambios en la madre, así como la aparición o continuidad de algunos síntomas. Veamos qué síntomas se producen en tu cuerpo y estado de ánimo en la semana 8 de embarazo.

Cambio en el Cuerpo

En esta etapa del embarazo aún no es notorio el crecimiento del útero a la vista de las demás personas. Tan solo tú sentirás ya algunos movimientos y ligeros espasmos debido al gradual aumento de su tamaño.

Antes del embarazo el útero medía unos 8 centímetros de diámetro. Sin embargo, en la semana 8, ya podrá medir unos 12 centímetros. En este momento, los movimientos del bebé aún son imperceptibles para la madre.

Algunas mujeres manifiestan sentir movimientos en su vientre n la semana 8 o incluso antes. Estos movimientos corresponden a la adecuación del útero para las posteriores etapas del embarazo.

Síntomas de la octava semana de embrazo

Los síntomas físicos que sentirás en la semana 8 serán los siguientes:

  • Molestias en las piernas: Debido al crecimiento del útero, el nervio ciático puede verse afectado. Esto producirá molestias en las nalgas y las piernas en ciertas ocasiones.
  • Náuseas: Continúan las sensaciones repulsivas en el tracto digestivo frente a ciertos alimentos, o incluso sin razón aparente. En algún grupo de mujeres estas náuseas no se manifiestan, esto no implica ningún problema o signo de alarma con respecto al embarazo.
  • Vómitos: Las náuseas por lo general concluyen en episodios de vómitos. Esto puede ser preocupante si llegan a afectar el ritmo de la nutrición.
  • Cansancio: Te sentirás eventualmente más cansada de lo normal, y la somnolencia será parte de tu día a día.
  • Crecimiento de los pechos: Aunque el embarazo está en una etapa inicial, algunas mujeres pueden experimentar cierto crecimiento de los pechos.

Salud emocional

En esta semana se experimenta una producción y circulación de hormonas en tu cuerpo a un ritmo acelerado. Esto contribuye a la inestabilidad emocional que puede afectar tu estado de ánimo en general.

Estos cambios pueden ser realmente súbitos e inesperados. En un instante podrás sentirte muy tranquila, y minutos más tarde puedes cambiar de humor.

En tus consultas al médico podrás solicitar ayuda e información para controlar tus episodios de inestabilidad emocional.

¿Cómo se ve la ecografía en la semana 8?

Al acudir a tu consulta ginecológica el médico deberá realizar una o varias ecografías. En la ecografía en directo observarás rasgos característicos en tu bebé, como el hecho de que no para de moverse.

En ese instante podrás mirar con emoción como el bebé cambia de posición dentro de su espacio materno. Aún en este momento no podrás ver el sexo de tu bebé. Los órganos sexuales aún se encuentran en una etapa inicial de desarrollo y crecimiento.

Debes considerar que cada bebé se desarrolla a una velocidad distinta. Si tu ecografía no se parece en exactitud a la de otras madres, no te alarmes. Es normal que existan diferencias entre cada embarazo y la forma en que se ven.

Recomendaciones y cuidados

Cada una de las semanas de embarazo merece el debido cuidado y atención. Es por eso que hemos listado un grupo de recomendaciones útiles para tu bienestar y el de tu bebé. Veamos de qué se trata:

Alimentación

Como se mencionó al principio, el hierro será fundamental en el desarrollo saludable de tu bebé. Debido a que la placenta, por medio del cordón umbilical, ya transmite nutrientes, la demanda de hierro aumenta.

De la misma manera, otros elementos como el ácido fólico siguen siendo imprescindibles para tu bienestar y el de tu bebé. De igual forma, el calcio debe estar presente para complementar la formación ósea del feto.

Veamos los alimentos que se recomiendan consumir en tu semana 8 del embarazo:

  • Frutas dulces.
  • Cereales integrales.
  • Yogurt.
  • Pollo a la plancha.
  • Carne a la parrilla.
  • Frutos secos.
  • Hígado de res.

Así como se recomienda el consumo habitual de algunos alimentos, también hay alimentos o sustancias contraindicadas. Veamos aquellas cosas que no deberás consumir durante tu octava semana de gestación:

  • Cafeína:
  • Alcohol.
  • Grasas no saturadas.
  • Colorantes.
  • Gaseosas.

Ejercicios

Durante todo el embarazo, y particularmente en tu semana 8, no deberás descuidar tus rutinas de ejercicio. Sin embargo, el ritmo de estas actividades deberá ser particularmente moderado.

Echemos un vistazo a los ejercicios recomendados para tu semana 8 de embarazo, y la mejor forma de realizarlos:

  • Caminatas: Las caminatas liberan el estrés y mejora la circulación de tus articulaciones. Debes realizarlas preferiblemente en las mañanas, en terrenos planos, y no más de 30 minutos.
  • Yoga: Este ejercicio te otorgará mejor elasticidad, y tonificará tus articulaciones. La concentración hará que tu estado de ánimo se regule. Puedes realizarlo cada dos días, preferiblemente con el apoyo de un instructor.
  • Natación: Si sueles nadar de forma habitual, en tu semana 8 de embarazo podrás seguir haciéndolo. Sin embargo, deberás reducir el número de minutos dentro de la piscina, así como la velocidad de los nados.

Preguntas frecuentes de las madres en la semana 8 de embarazo

Hemos recogido una serie de preguntas que frecuentemente realizan las madres frente a diversas situaciones. Echemos un vistazo:

¿Cada cuánto debo visitar al médico?

Ninguna visita al médico está demás, pero en condiciones habituales las visitas deben efectuarse cada 4 semanas. Deberás acudir al médico si sientes algún síntoma inusual o inesperado.

¿Por qué siento mareos en la semana 8?

Muchas mujeres manifiestan sentir mareos en la semana 8 de embarazo. Estos episodios se deben a:

  • Los cambios hormonales repentinos.
  • Como consecuencia de los vómitos y náuseas.
  • Las exigencias nutricionales del feto.

Deberás tener cuidado en actividades delicadas como conducir o realizar labores que implican precisión. Tómate el descaso requerido para recuperarte de algún episodio de mareos antes de realizar alguna actividad delicada.

¿Qué hago si el  sueño y el cansancio son demasiado intenso?

Es normal que se sienta cansancio en la semana 8 de embarazo. Sin embargo, si la somnolencia se hace muy intensa, deberás acudir al médico en cuanto puedas. Tu médico deberá descartar que se trate de algún episodio de anemia o alguna otra irregularidad en tu organismo.

¿Puedo mantener relaciones sexuales en la semana 8?

Durante todo el embarazo se pueden tener relaciones sexuales siempre y cuando tu estado de ánimo lo permita. Es importante que comuniques a tu pareja si deseas o no mantener relaciones sexuales en un momento determinado. La comunicación es primordial para lograr un entendimiento oportuno. Hasta aquí nuestra guía sobre síntomas y consejos en la semana 8 de embarazo. Sigue visitando nuestra web para que descubras cada fase de tu embarazo.

Ademas, Te puede interesar:

Semana 7 de embarazo
Que suceden en la 9 semana de embarazo
Cambios y sintomas en el 10 semana de embarazo

8 semanas de embarazo: ya puedes escuchar su corazón
Valora este artículo