Infertilidad femenina: Causas, tratamiento y prevención

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
infertilidad femenina

En el siguiente post está destinado a hablar sobre la infertilidad femenina. Pues, esta patología es cada vez más frecuente en mujeres de edad jóven y adulta. Además, está asociado a muchos factores, y puede tener diversas soluciones.

Sin embargo, es importante saber que la infertilidad en general es una condición muy frecuente la cualafecta a 1 de cada 6 parejas. Aquellas mujeres que durante un año intentan quedarse embaraza sin éxito pueden estar ante un problema de infertilidad femenina o masculina.

Aunque la infertilidad está asociada a la mujer, realmente, esta puede presentarse en cualquiera de los dos, sin importar la edad. Quédate en la lectura para que conozcas más sobre este interesante tema. ¡Sigue leyendo!

¿Qué significa la esterilidad y la infertilidad?

Algunas personas suelen asociar que los dos términos son lo mismo. Sin embargo, te explicaré en que se diferencian cada uno:

  • La esterilidad: se define como la incapacidad de concebir un embarazo. Suele estar vinculado a problemas relacionados con el óvulo, es decir, la fecundación no logra producirse. También se relaciona con la implantación, debido a que el embrión no logra implantarse en el endometrio.
  • La infertilidad: se relaciona a la dificultad de lograr un embarazo a término, es decir, el embarazo se interrumpe espontáneamente e involuntariamente. Por lo general se debe a que el embrión no logra desarrollarse y por eso ocurre el aborto.

Sin embargo, tanto la esterilidad como la infertilidad imposibilitan a la mujer de lograr un embarazo a feliz término.

¿Cuáles son las causas de esterilidad femenina?

Los factores que influyen en la esterilidad femenina son los siguientes:

Infecciones

Los gérmenes más frecuentes relacionados a las infecciones son: Gonorrea, Clamydia, entre otros. Ellos provocan una enfermedad inflamatoria pélvica, que si no es tratada a tiempo provoca infertilidad.

Alteración en la ovulación

Están asociados con alteraciones hormonales, provocando desórdenes en el ciclo ovulatorio. Los trastornos que se presentan son:

  • Anovulación: es la ausencia de ovulación en una mujer en edad fértil, se acompaña de ausencias de reglas (amenorreas). Su origen se debe a desequilibro en la GnRh (hormona liberadora de gonadotropina), FSH (hormona folículo estimulante), LH (hormona luteinizante), progesterona o el estradiol.
  • Síndrome del folículo no roto luteinizado: es la imposibilidad de liberarse un óvulo maduro de los folículos ováricos. En este síndrome hay adecuada liberación de progesterona para producirse la fase lútea y lograrse un embarazo. Sin embargo, al no liberarse el óvulo se impide la fecundación.
  • Fallo ovárico prematuro: es el cese prematuro de las funciones ováricas antes de los 40 años, desencadenando una menopausia prematura y por consiguiente perdida de la fertilidad.
  • Fase lútea inadecuada: se debe principalmente a una disminución en la secreción de la hormona progesterona en la fase de ovulación del ciclo menstrual. Su liberación favorece la preparación del endometrio para recibir e implantar el embrión. Al ser insuficiente la secreción impide la implantación del embrión, y esto favorece la infertilidad y los abortos.

Las alteraciones hormonales causan de 20 a 25% de posibilidad de infertilidad.

Las principales causas de los problemas hormonales se deben a alteraciones en la función de la glándula tiroides, medicamentos, quimioterapia, radioterapia. En otras ocasiones influye la obesidad, anorexia, y otros factores ambientales asociados.

Fallas tubáricas

Las trompas de falopio son un complemento importante en el proceso de fecundación. Por medio de ellas se traslada y desplaza el óvulo para su fecundación, es decir, desde el ovario hasta el útero.

Para que produzca un embarazo es necesario que las trompas de falopio se encuentren en perfecto estado. Es decir, cualquier obstrucción puede afectar su funcionalidad.

Las principales obstrucciones de las trompas pueden deberse a:

  • Endometriosis: en ella las células de recubrimiento del útero (endometrio) crecen en el interior de las trompas. Estas producen abundantes sangrados e imposibilita quedar embarazada.
  • Salpíngitis: es una inflamación de las trompas de Falopio que ocurre a causa de una infección bacteriana o infección de transmisión sexual. Al estar inflamada produce obstrucción de su conducto.
  • Hidrosalpinx: se caracteriza por ser un mal funcionamiento de las trompas que impide la fecundación. Provoca obstrucción y acumulación de liquido en el interior de las trompas causando dilatación.

Existen otras condiciones que provocan obstrucciones de las trompas, como malformaciones tubáricas, cirugías pelvicas, adherencias, entre otras.

Alteraciones en cuello uterino

Las principales causas de infertilidad en el cervix son las alteraciones anatómicas del cuello uterino. Además se asocian a la existencia de miomas, pólipos, inflamaciones, infecciones o cambios en el pH que pueden impedir la fecundación.

Trastornos uterinos y endometriales

Las alteraciones uterinas que producen infertilidad se relacionan a dos factores, las alteraciones anatómicas del útero y las alteraciones del endometrio.

Las alteraciones anatómicas pueden ser congénitas como:

  • Agenesia uterina: es la ausencia del útero. Las posibilidades de embarazos en esta condición son nulas.
  • Útero septado: el útero se encuentra divido en dos. En el se reportan un alto índice de abortos, aproximandamente 67% de los embarazos.
  • Útero didelfo: es la existencia de dos cavidades uterinas. Existe una alta probabilidad de abortos espontaneos.
  • Útero unicorne: existencia de una sola trompa de Falopio. En esta condición hay alto riesgo de padecer embarazos ectópicos y de infecciones tubáricas que condicionan la infertilidad.
  • Útero bicorne: las trompas de Falopio no se encuentran bien fusionadas. Existe un 35% de probabilidad de presentarse abortos.

En cuanto a las alteraciones del endometrio, la endometriosis en la causa principal que causa infertilidad.

Esta se caracteriza por el crecimiento anormal e inflamación del tejido endometrial fuera de la cavidad uterina. Existen otros factores infecciosos del endometrio como la endometritis.

Infertilidad por otros factores

La infertilidad tanto en el hombre como en la mujer, puede deberse a otros factores, tales como:

  • Factores genéticos: las alteraciones genéticas y cromosómicas pueden afectar la fecundación, el desarrollo del embarazo o producir abortos espontáneos.
  • Factores inmunológicos: las dos alteraciones más frecuentes es la presencia de anticuerpos antiespermatozoides y el Síndrome antifosfolípidos. En la primera, el cuerpo no reconoce los espermatozoides y los ataca impidiendo la fecundación. En la segunda, se produce hipercoagulación en el organismo de la mujer alterando la función de la placenta produciendo abortos.
  • Factores psicológicos: se ha demostrado que el estrés causado por las emociones, sentimientos y sensaciones es determinante en la esterilidad. Bajar los niveles de estrés y mantenerse relajados mejora la capacidad reproductiva.
  • Infertilidad de causa desconocida: en ella no se detecta ninguna alteración que justifique la esterilidad.

¿Existen síntomas en la esterilidad femenina?

En la esterilidad femenina se pueden identificar algunos síntomas. El principal síntoma es no quedar embarazada. Sin embargo, otros síntomas estarán relacionados a la causa de la infertilidad, como por ejemplo:

  • Dolor y sangrado excesivo en la menstruación: se asocia a la presencia de endometriosis o miomas. Éstas condiciones hacen imposible concebir y ameritan tratamientos de fertilidad.
  • Menstruaciones irregulares: una menstruación irregular se caracteriza por ciclos menstruales que no siguen un patrón mensualmente. Esto hace pensar en ovarios poliquísticos, problemas de ovulación.
  • Acné, crecimiento excesivo de vello y obesidad: asociado a desordenes hormonales, como hipotiroidismo, resistencia a la insulina, entre otras alteraciones metabólicas. Ellas reducen sustancialmente la fertilidad en las mujeres.

En algunas ocasiones los síntomas pueden ser inexistentes hasta que son diagnosticados en la consulta ginecológica. Es de gran importancia que la mujer mantenga un adecuado chequeo ginecológico.

Fertilidad femenina contra la Edad

La edad es un factor determinante en la fertilidad de la mujer, a mayor edad menor cantidad y calidad de óvulos.

La fertilidad de la mujer se presenta a lo largo de su vida de la siguiente manera:

  • De 12 a 20 años: desde los 14 años se ha comprobado que una mujer ya ha comenzado a ovular, sin embargo, hay casos donde se ha producido antes de los 14 años.
  • De 21 a 30 años: se caracteriza por ser la etapa mas fértil de la mujer.
  • De 30 a 40 años: la fertilidad femenina comienza a decrecer.
  • De 41 a 45 años: las probabilidades de ser madre son muy bajas.
  • De 45 a 55 años: etapa de menopausia.

El periodo mas fértil de una mujer es desde los 16 años a los 35 años, posterior a esta edad la fertilidad va a decrecer.

Si una mujer desea conocer el estado de su reserva ovárica, deberá acudir a un especialista. Él evaluará mediante una ecografía el recuento de foliculos antrales y mediante los valores de FSH y AMH la capacidad de reproducción.

¿Qué tratamientos existen contra la infertilidad femenina?

Son variados los tratamientos para la infertilidad femenina. Estos se basan en la causa de la infertilidad, la edad, elección de la pareja y posibilidades económicas.

Una vez detectado el problema o causa de la infertilidad el médico explicará las diferentes opciones disponibles en la resolución del problema. Entre ellas encontramos:

  • Cirugías: se utilizan para corregir daños tanto en las trompas de Falopio y a nivel uterino. Se realizan laparoscopia o histeroscopia que ayudaria a corregir malformaciones o eliminar miomas, polipos y adherencias que impedirian la fecundación. La cirugía tubárica corrige obstrucciones de las trompas.
  • Inducción de la ovulación controlada: se realiza mediante fármacos que estimulan la producción de óvulos, entre ellos el citrato de clomifeno y gonadotropinas. Ellos son utilizados cuando hay alteraciones en la producción de óvulos. En este tratamiento se controlan la cantidad de óvulos y se programan las relaciones sexuales.
  • Inseminacion artificial: en ella se introduce el semen en el cuello del útero mediante un catéter o cánula delgada. Está indicada en caso de alteraciones en el cuello del útero, teniendo en cuenta la edad y la calidad del semen.
  • Fertilizacion in vitro: se trata de una técnica de reproducción asistida, donde se fecunda el óvulo en un medio artificial. Se extraen óvulos completamente viables de la mujer, se fecundan, posterior a 72 horas se implantan de 3 a 5 cigotos en el útero.

En cualquiera de los tratamientos es indispensable contar con médicos especialistas, que te brinden toda la confianza y calidad profesional.

Preguntas Frecuentes

¿Cómo puedo saber si soy estéril?

Principalmente debes acudir a un médico ginecólogo, él se encargará de realizar exploraciones físicas de tu aparato reproductor, citologías y ecosonogramas pélvicos. Con ellos se detectará afecciones en el órgano reproductor femenino que puedan provocar infertilidad.

Deberá indicarte análisis hormonales como la FSH y AMH que te dirán la cantidad de óvulos en los ovarios. Es decir, arrojará tu capacidad reproductiva.

¿Cuándo una mujer se considera que es infértil?

Se considera a una mujer infértil, cuando en un plazo de un año, sin usar métodos anticonceptivos no se logra un embarazo. Es necesario descartar antes infertilidad masculina.

Deben realizarse las pruebas necesarias para determinar la causa de la infertilidad y la gravedad de la misma.

Es sumamente importante determinar qué tipo de infertilidad presenta la mujer. Si nunca ha podido quedar embarazada se trata de una infertilidad primaria. Si por el contrario, ha logrado embarazos anteriores, y pasado un año no ha logrado embarazarse nuevamente, es una infertilidad secundaria.

¿Cuál es el límite de edad para lograr un embarazo?

Cada mujer es diferente, y en cada caso es diferente. Es necesario saber la reserva ovárica, ya que a medida que aumenta la edad, la cantidad de óvulos y su calidad disminuyen.

El estándar de edad de fertilidad en la mujer está al máximo desde los 16 años hasta los 35 años, posteriormente disminuye.

¿La edad puede generarme problemas de infertilidad?

Si, la edad juega un papel importante en la fertilidad femenina. Cuanto mayor es la mujer menos probabilidades tiene de lograr un embarazo.

Las mejores reservas de óvulos se presentan antes de los 35 años, con mejor calidad de ellos. Posteriormente habrá disminución de probabilidades de un embarazo y aumento de anomalías cromosómicas, complicaciones y abortos.

¿Se puede lograr un embarazo con esterilidad/infertilidad?

En la actualidad existen novedosas técnicas de reproducción asistida que dan posibilidades de que una mujer con problemas de fertilidad quede embarazada. Son muchos los tratamientos, sin embargo, los más comunes son la inseminación artificial y la fecundación in vitro.

Además, te puede interesar:

Infertilidad femenina: Causas, tratamiento y prevención
5 (100%) 5 votes