cordón umbilical

Donación del cordón umbilical y sus beneficios

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp

El descubrimiento de los beneficios que podía tener la donación de sangre del cordón umbilical se remonta aproximadamente a los años 70, cuando se demostró por primera vez la presencia de células progenitoras hematopoyéticas. Desde entonces hasta la actualidad, la utilización de estas células, que también son conocidas como células madres, ha sido exhaustivamente investigada, discutida y comentada para la utilización en diversas patologías, tales como leucemias, enfermedades mielodisplásicas, enfermedades congénitas del sistema inmunológico, entre otras.

Las células madres progenitoras hematopoyéticas son aquellas que están dotadas con la capacidad de autorrenovación, es decir pueden producir más células progenitoras hematopoyéticas, así como la capacidad de originar células hijas que se convertirán en células especializadas para tejidos específicos.

Gran cantidad de estas células circulan en la sangre fetal y materna, por lo que su obtención al momento del parto (del cordón umbilical específicamente) resulta de gran beneficio.

El trasplante de células progenitoras hematopoyéticas, se ha usado recientemente en el tratamiento de patologías congénitas o adquiridas del sistema hematopoyético y para las enfermedades quimio o radio sensibles. La donación del cordón umbilical es una alternativa útil para disponer del recurso de las células hematopoyéticas y actualmente se tiene la opción de donar el cordón umbilical a una institución pública o almacenarlo en una compañía privada para su uso potencial a futuro.

Frecuentemente estos trasplantes se realizaban administrando al paciente células madres que eran obtenidas de la médula ósea de un donante compatible y sano. Hoy en día se conoce que la sangre del cordón umbilical contiene una cantidad suficiente de células madres como para poder realizar trasplantes hematopoyéticos en niños, adolescentes y adultos de bajo peso. De igual manera las células madres del cordón umbilical a diferencia de lo que ocurre con las células madres de la médula ósea, pueden utilizarse de manera exitosa aunque el donante y el receptor no sean completamente compatibles. Esto ha demostrado que un mayor número de beneficiados pueden valerse de este recurso para obtener mejorías notables en su salud.

Ventajas y desventajas de la donación de sangre de cordón umbilical

Ventajas

  • Están disponibles más rápidamente que la médula ósea.
  • Existe menos riesgos para su recolección.
  • Hay un alto número de donantes potenciales.
  • Existe un menor riesgo de rechazo del trasplante, debido a la inmadurez del sistema inmune del recién nacido.
  • No es necesaria una perfecta compatibilidad de los antígenos leucocitarios humanos (HLA). Son moléculas que se encuentran en la superficie de la mayoría de las células del cuerpo y se miden antes de un trasplante para determinar la compatibilidad entre el donante y el receptor.
  • El riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas es mucho menor, por el proceso de selección previo que se realiza.

Desventajas

  • Mayor tiempo para la implantación del injerto en comparación con la médula ósea.
  • Posee una menor cantidad de células que generalmente son insuficientes para adultos, pero ideales para su uso en pacientes pediátricos.
  • Existe un pequeño riesgo de qué trastornos hereditarios que no hayan sido diagnosticados en el donador puedan transmitírsele al receptor.

¿Quién puede convertirse en donante de sangre de cordón umbilical?  

Cualquier mujer embarazada, mayor de edad y que haya tenido un embarazo saludable y sin complicaciones puede ser donante.

¿Qué se debe hacer para convertirse en donante de sangre de cordón umbilical?

En primer lugar, cuando se desea convertirse en donante de sangre de cordón umbilical, la madre implicada debe consultárselo a su médico para que en conjunto determinen cual institución es la mejor opción para acudir.

En segundo lugar, se debe comprobar que no haya antecedentes familiares de enfermedades potencialmente transmisibles. Esto se logra a través de la realización de una historia clínica detallada a la madre, todo con la finalidad de detectar cualquier contraindicación en la utilización de la sangre del cordón umbilical proveniente de este futuro donador.

En tercer lugar, en el momento del parto se le realizan a la madre unos exámenes de sangre para descartar de manera más específica cualquier enfermedad infecciosa que pudiera ser transmitida a través del cordón umbilical tales como, VIH, sífilis, hepatitis B y C.

En cuarto lugar, se debe comprobar a través de un seguimiento con su médico pediatra, que el bebé no ha sufrido de alguna enfermedad importante durante los primeros tres o cuatro meses de vida.

Si cumplimos con todo lo expuesto podremos donar el cordón umbilical.

¿Cómo se recoge la sangre del cordón umbilical?

El cordón umbilical y la sangre que este contiene, habitualmente son desechados después del parto. Pero para aquella madre que expresa que desea ser donante, la recolección de la sangre del cordón se hace justo en el momento después del nacimiento del bebé y después de realizar el corte del cordón. Seguidamente se procede con una punción del cordón umbilical antes de que la placenta sea expulsada del útero. Luego se almacena y posteriormente se congela. El procedimiento es realmente muy sencillo y no representa ningún tipo de riesgo ni para la madre ni para el recién nacido.

Bancos Públicos contra Bancos Privados

Desde que se comenzaron a conocer los beneficios que trae la donación de sangre del cordón umbilical, paralelamente comenzaron a surgir una serie de debates bioéticos en donde se discute sobre la necesidad de realizar los almacenamientos de las muestras en bancos de cordón umbilical públicos o privados.

Unos apoyan que la donación se almacene en bancos públicos, estos sustentan sus argumentos diciendo que la donación de la sangre de cordón umbilical debe regirse bajo los mismos principios básicos en los que se rige la donación de órganos: altruismo, solidaridad y anonimato. Si el donante de cordón umbilical decide congelar su muestra en un banco público, la muestra podrá ser utilizada para cualquier paciente que lo necesite, según indicación médica y porcentaje de compatibilidad. Y aquellas muestras que se determinen que no pueden ser utilizadas con fines terapéuticos, entonces quedarán disponibles para realizar investigaciones.

Por otra parte, aquellos que apoyan el almacenamiento de la sangre del cordón umbilical en bancos privados, lo hacen con la finalidad de tenerla resguardada para uso familiar (autólogo) con la premisa de utilizarla en el futuro de ser necesario. De igual manera, los bancos privados promocionan su utilidad expresando que su uso también pudiera estar determinado para otras enfermedades características de la edad adulta; lo cual no tiene una relación directa comprobada.

Aquellos que realizan sus esfuerzos para que el almacenamiento de las muestras de sangre de cordón sea exclusivo de bancos públicos, manifiestan que la probabilidad de que un niño necesite en el futuro la propia muestra de su cordón para tratar alguna enfermedad de la sangre es de 1 de cada 20.000 casos.

Hasta ahora, no existe ninguna autoridad que obligue a aquella madre que desea convertirse en donante de sangre de cordón umbilical a realizarlo en una institución especifica; sin embargo la recomendación principal para la madre radica en que se documente de manera amplia e investigue todas sus opciones, evaluando los pros y contras de su posible el

Ademas, Te puede interesar:
Donación del cordón umbilical y sus beneficios
5 (100%) 5 votes
Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp