Semana 3 de embarazo: Síntomas y cuidados

semana 3 de embarazo

El embarazo es un proceso natural en el género femenino que requiere de una atención especial por parte de la madre y de toda la familia. Los especialistas también aportan sus conocimientos para garantizar en cada etapa el bienestar de madre e hijo. En este post detallaremos lo que ocurre durante la semana 3 del embarazo y los cuidados que esta etapa implica.

La principal ayuda para una madre durante todo su embarazo es la disponibilidad de información. El apoyo familiar y de la pareja es un aspecto fundamental para llevar adelante todo su periodo de gestación.

Continúa esta lectura hasta el final para que te enteres de todos los detalles sobre la tercera semana de tu embarazo y cómo está evolucionando tu calendario gestacional.

¿Cómo es el bebé en la tercera semana de embarazo?

Para dar comienzo a esta guía de recomendaciones para la semana 3 de embarazo, empezaremos mostrando las características del bebé. En este momento, el feto atraviesa una etapa crucial en su desarrollo como un embrión en crecimiento. Lo que ocurra durante esta semana será determinante para la salud integral del bebé en el futuro.

Concepción

La concepción es el proceso por el cual el espermatozoide fecunda definitivamente al óvulo. Es precisamente en la tercera semana cuando este proceso se lleva a cabo y se completa. Esto debido a que el ciclo de ovulación de la mujer en su período más fértil es entre el día 14 y 21 de su ciclo menstrual.

Tamaño

En este momento, el feto aún es de un tamaño muy reducido pues apenas de una sola célula. Esta célula se denomina “cigoto”, y en un momento inicial se ubica en las trompas de Falopio. Muy pronto esta célula se divide alcanzando a estar compuesta por unas 16 células a su vez y un tamaño de 0,1 mm.

Actividad

En la 3 semana el embrión comienza una actividad muy importante pues inicia su desplazamiento hacia el útero. La finalidad de este desplazamiento es que el feto se acople en las paredes uterinas para garantizar su desarrollo.

Desarrollo y formación.

Es un período muy activo dentro de la formación del embrión dentro de la madre. Las cosas ocurren muy rápido dentro de las trompas de Falopio y el útero, puesto que la división celular ese desarrolla a una gran velocidad.

En tan sólo tres días, el embrión está compuesto por unas 58 células diferentes. En este instante las células empiezan a especializarse según las funciones que posteriormente estarán desempeñando.

  • Células exteriores: Se convertirán en la placenta que protegerá al bebé durante todo el embarazo.
  • Células Interiores: Estas células se convertirán en el feto y futuro bebé.

En el período de división celular pueden darse orígenes a particularidades como la formación de gemelos o trillizos.

¿Qué síntomas tiene la mama a las 3 semanas de embarazo?

Ahora detallaremos los cambios y sensaciones que la madre puede experimentar durante la tercera semana de embarazo:

En la mayoría de los casos no se experimenta ningún cambio corporal y anímico en la mujer, puesto que el desarrollo embrionario es muy reciente. En ciertas ocasiones pueden aparecer síntomas como vómitos o nauseas, pero suelen ser confundidos con otros  problemas corporales.

Si la madre está en búsqueda de un hijo, puede experimentar sensaciones de ansiedad o expectativa ante la posibilidad de un embarazo.

¿Es efectivo un test de embarazo?

Si tomamos la decisión de realizar un test de embarazo tradicional en la tercera semana, es probable que los resultados no sean confiables. Las pruebas de embarazo actúan midiendo la cantidad de hormona beta – hCG. Sin embargo, en esta etapa del embarazo, no existe la cantidad suficiente de esta hormona como para confirmar un embarazo con el test tradicional.

Tu cuerpo

Aunque internamente estén ocurriendo cosas importantes dentro de tu aparato reproductor, externamente no se notan cambios. Es probable que al final de la tercera semana se puedan experimentar cambios internos que generen algunas reaccionas como:

  • Sensibilidad en las mamas.
  • Salivación exagerada.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio.

Todos estos síntomas no son realmente intensos, por eso suelen pasar desapercibidos para la mujer. De hecho, es en la semana 4 donde podría producirse un retraso en la menstruación, lo que daría un indicio más sólido de un embarazo.

Luego de la cuarta semana es cuando se llevan a cabo las pruebas de embarazo con un resultado más certero.

Ecografía a las 3 semanas de embarazo

Muchas mujeres se preguntan qué pasará si en la tercera semana de embarazo deciden realizarse una ecografía. Veamos en detalle cuáles son las imágenes exactas que deberían revelar.

El resultado de una ecografía en la tercera semana de embarazo dependerá de la calidad del estudio. En ecografías con gráficos avanzados se puede observar el cigoto si este ya ha bajado al útero y se ha instalado satisfactoriamente en esta área.

Las madres en tratamiento de fertilidad siguen de cerca todo el desarrollo embrionario. Tanto la familia como los profesionales médicos consideran de gran importancia realizar sondeos tempranos del embarazo. Esto debido a que se pueden detectar amenazas o problemas que puedan poner en riesgo el embarazo.

Si durante la tercera semana se realizan varias ecografías día tras día se obtendrán resultados diferentes. Como la división celular se desarrolla de forma acelerada, se verá en cada ecografía un aumento de tamaño en el embrión.

Para el médico es importante determinar, mediante la ecografía, si el cigoto se adhirió satisfactoriamente a la pared uterina. La adhesión correcta garantiza la nutrición, sustento y desarrollo del embrión durante todo el embarazo.

¿Qué puedo hacer durante la 3 semana de embarazo?

Una de las preguntas más frecuentes e importantes durante el embarazo es qué se puede hacer durante las diferentes etapas. Es por ello que te mostraremos los alimentos y las actividades que puedes frecuentar durante la semana 3 de tu embarazo.

Alimentación

Muchos componentes presentes en diferentes grupos alimenticios son esenciales para la alimentación durante la tercera semana. Ahora te detallamos los de mayor importancia en esta etapa inicial:

  • Ácido fólico: Es un compuesto fundamental que evita un gran número de problemas en el desarrollo del feto. La formación celular, así como la salud de la placenta, dependen de la presencia del ácido fólico en la dieta de la madre.
  • Hierro: Uno de los consejos fundamentales durante las primeras semanas de embarazo es evitar la anemia. La madre debe mantener niveles adecuados de hemoglobina para garantizar el desarrollo del feto. El hierro es uno de los minerales que sostienen los niveles de hemoglobina en la madre  y, por consecuencia, en el feto.
  • Calcio: En las siguientes semanas del desarrollo embrionario comenzará la formación del sistema óseo del bebé. Antes de que esto ocurra, el cuerpo de la madre debe estar preparado para aportar niveles de calcio que sustenten este desarrollo. El calcio también ayuda a reducir las posibilidades de hipertensión muy frecuentes en el embarazo.
  • Vitaminas: La vitamina C y vitaminas del grupo B son esenciales para la correcta formación del feto. La ingesta y absorción de estos componentes promueven el equilibrio necesario para un embarazo saludable y sin contratiempos.

Ejercicios

Las actividades físicas son necesarias para mantener buenos estados de salud y fomentar el crecimiento de las células. Veamos cuáles son los ejercicios que puedes durante realizar la tercera semana de embarazo:

  • Caminatas: Las caminatas moderadas son muy oportunas para mantener una buena circulación. Las horas matutinas son las más recomendadas para realizar estas caminatas, las cuales no deben durar más de 30 minutos.
  • Yoga: Esta actividad activa todo el sistema corporal y promueve en gran manera la elasticidad. Todas las articulaciones y músculos se fortalecen de manera integral, sin necesidad de esfuerzos cardiovasculares.
  • Natación: Esta actividad promueve la coordinación de todos los músculos del cuerpo. También relaja y distrae la mente de posibles presiones y preocupaciones.
  • Bailes moderados: Una actividad cardiovascular y a la vez divertida son los bailes suaves. Estos bailes pueden realizarse por períodos de 25 minutos.

¿Qué debo evitar la tercera semana de embarazo?

Además de las actividades y alimentos recomendados, existen ejercicios y comidas que se deberían evitar en la semana 3 de embarazo. Veamos cuáles son las principales recomendaciones al respecto:

Alimentación

Existen sin duda alimentos que pueden originar efectos negativos durante las primeras semanas de embarazo. Echemos un vistazo:

  • Pescado crudo: Los alimentos marinos crudos o poco cocidos contienen altas cantidades de mercurio. Esto puede ser perjudicial para el desarrollo embrionario.
  • Café: Esta bebida puede retrasar el crecimiento de algunas células. Además, puede desencadenar hipertensión arterial, lo que es muy negativo durante el embarazo.
  • Queso no pasteurizado: Este alimento puede contener bacterias que dan origen a enfermedades como la toxoplasmosis. Es por eso que debemos evitarlo en la medida de lo posible.
  • Cigarrillo: Los químicos que componen el cigarrillo retardan enormemente el crecimiento de las células. Esto puede generar malformaciones en el feto en cualquiera de las etapas del embarazo, pero especialmente en estas primeras semanas.
  • Alcohol: El exceso de alcohol en el organismo produce falta de oxígeno al cerebro y otros órganos vitales. La falta de oxígeno puede atrofiar el desarrollo integral del bebé.

Ejercicios

Durante el embarazo, y en especial en las primeras semanas, se aconseja mantener un óptimo estado físico. Sin embargo, existen algunos ejercicios que pueden perjudicar al embrión según alguna circunstancia. Conozcamos cuáles son los ejercicios que debemos evitar:

  • Trotes: Los trotes pronunciados y de larga distancia no son recomendables durante el embarazo. Los impactos en cada zancada pueden descolocar el embrión dentro del útero.
  • Levantamiento de pesas: Realizar levantamiento de objetos pesados conlleva riesgos que pueden ser desfavorables para el bebé y la madre. Se corren riesgos de lesiones que compliquen las posteriores semanas de embarazo.
  • Saltos de cuerda: Este tipo de ejercicios generan impactos poco beneficiosos en el estado de salud del feto dentro del útero. Por eso es preferible evitarlos y elegir otro tipo de rutinas menos exigentes.
  • Sprint: Las carreras de alta velocidad generan un excesivo flujo sanguíneo y alteración del pulso que puede alterar la presión arterial. Durante el embarazo, mantener la presión arterial controlada es de vital importancia para la salud de la madre y el bebé.

Hemos llegado al final de esta guía construida para ti con el objetivo de orientarte en tu semana 3 de embarazo. Continúa atento a nuestras publicaciones para que conozcas todas las etapas de tu gestación.

Si quieres seguir sabiendo más sobre la evolución de tu embarazo te recomendamos leer nuestros artículos:

Semana 3 de embarazo: Síntomas y cuidados
5 (100%) 3 votes